bannerActualidad

    Roly, el crítico de todo lo maldito

    Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
     
    Valoración:
    ( 0 Rating )
    Pin It
    Foto tomada del perfil en Facebook de Jorge Luis Neyra

    Vuelve a enlutarse la cultura avileña. Uno de sus poetas más reconocidos y queridos, premio Nicolás Guillén de poesía en 2016 con el libro Bosques fractales; un artista visual que supo hacer de las suyas en los salones de la provincia, y crear espacios y eventos expositivos para los más jóvenes como la continuación de Espacio cero desde la Asociación Hermanos Saíz (AHS); un cinéfilo por excelencia, integrante de un cine club que en los años noventa, bajo la dirección de Jorge Luis Neyra, supo aglutinar una generación de amantes del buen cine; un diseñador que no solo le puso color y forma a una revista cultural como Videncia; un melómano, narrador, amigo.

    Falleció en su ciudad querida de Ciego de Ávila, a la edad de 65 años, cumplidos este 27 de agosto, José Rolando Rivero, Roly, como muchos le llamaban.

    En estos últimos años ocupaba el cargo de Editor Jefe de la revista Videncia, que fundara en el 97 junto a Virginio Menéndez Moro, Yamilét Tabío Rodríguez, Sergio González Castro y Martha Fragela.

    Eran años convulsos. Era el diseñador de Ediciones Ávila, cuando los libros se hacían verdaderamente a mano y recortando o dibujando sobre cartulina. Ilustró varios ejemplares, y todavía en pleno siglo XXI lo siguió haciendo.

    Varios volúmenes nacieron de su creatividad en ese entonces. Basta recordar La ventana discreta, de Reynaldo González, publicado por esta editorial en 1998 y que mereciera el premio nacional de Edición en Holguín, ese mismo año.

    También llenó páginas de la revista Videncia con su quehacer poético y sus críticas. Por eso sigue siendo un imprescindible.

    Graduado de la ENA en Artes Plásticas, tenía que ser él quien también fundara en esta ciudad la academia que graduaría con título de Oro a varios exponentes del arte joven avileño como Naivys Pérez y Lainier Díaz. Pero de su pupilaje salieron también figuras nacionales como Rewell Altunaga, Liesther Amador, Jeosbiel Abstengo, el escultor Luis Enríque Milán Boza, Yasmani Alfaro, y tantos tantos otros.

    También fue bailarín. Y diseñador de modas. Su vida fue rodearse de arte y convertirla en arte.

    En la AHS dejó su huella en la organización de varias ediciones de los Juegos Florales, tertulias y, sobre todo, el acompañamiento a los jóvenes creadores. Fue el primer director de la galería Nexos de la Casa del Joven Creador, sede de la Asociación. Un verdadero exponente de la vanguardia artística avileña. Entusiasta, colaborador, revolucionario en esencia, y crítico de todo lo maldito.

    Pudo haber muerto en Washington, Ohio o New York, pero prefirió quedarse aquí, entre nosotros, en la calle D, al sur de esta ciudad que acoge a los visitantes sedientos de sombra y de buena poesía.

    Por Vasily M. P. para Invasor

     

    Últimos comentarios publicados

    • 3 meses atrás
      Este tipo de cuenta se creó con el objetivo de sufragar gastos de vacaciones de las personas naturales.

      Leer más...

       
    • 3 meses atrás
      ¿Qué ventaja ofrece este tipo de cuenta diferente a la que ya existía hace mucho tiempo de depósito a ...

      Leer más...

       
    • 5 meses atrás
      Hoy llovió y ve como se comporta la cañada se mete en las casas es agua sucia de desperdicio de ...

      Leer más...